Acaba con el Ciberbullying en el gaming ¿Eres víctima?

Hay que acabar con el ciberbullying y el acoso en los juegos por Internet para un crecimiento sano.

Estás jugando en línea a tu juego favorito y, de repente, te salta una frase en la conversación “Eres un puto inútil, no se qué haces jugando, la próxima vez te busco y voy a por ti”. Para los más profanos, cuando juegas en línea no solo tienes comunicación de audio con otros jugadores, sino que tienes una parte de la pantalla dedicada a comentarios y conversaciones. Si eres víctima de semejante amenaza, lo normal es que ese comentario no te influya especialmente y, dado el presunto (solo presunto) anonimato que ampara a este tipo de individuos en Internet, lo olvides.

“¿Pero qué sucede cuando tienes 10 años y los insultos, vejaciones y amenazas dentro del juego son constantes una sesión tras otra?”

Habitualmente el menor desarrolla sentimientos de vergüenza, indefensión y una merma en su autoestima. Pueden incluso influir en la manera que tienen de interactuar con otras personas de su entorno. Van a ver hostilidad en situaciones donde no la hay y, a su vez, van a reaccionar con hostilidad. Igualmente, unido a la vergüenza referida, se acompaña un sentimiento de culpa por la situación que están viviendo.

“Habitualmente el menor desarrolla sentimientos de vergüenza, indefensión y una merma en su autoestima”

Tenemos tres caminos para conocer el acoso, la declaración de la propia víctima (ideal porque identifica que está viviendo una situación anómala que le produce malestar); la segunda sería su estado de ánimo (triste, hostil, bajada de rendimiento académico, pocas ganas de interactuar, etc.) y finalmente un testigo (virtual o real). Recordemos que los juegos en línea se disfrutan en “pandilla” y ese grupo se corresponde muchas veces con uno completamente real.

“…hay que identificar si el acoso en Internet proviene de un acoso en la vida Real o viceversa, si el cibernético ha dado lugar al “bullying” en la vida real”

Muy importante también: hay que identificar si el acoso en Internet proviene de un acoso en la vida Real o viceversa, si el cibernético ha dado lugar al “bullying” en la vida real. Si los canales de comunicación abiertos entre el menor y sus tutores y educadores es el adecuado, esto es completamente detectable por contexto, testigos, profesores y comportamiento. Si, además, existe la agresión, el problema se agrava.

Y que hacemos

Actuar, cuanto antes, actuar.

“Hay que intervenir en el entorno del abuso, el acoso o la agresión en varios frentes”

Hay que intervenir en el entorno del abuso, el acoso o la agresión en varios frentes.

En el plano técnico mediante el bloqueo de los usuarios dañinos o trasladando al menor a un espacio de juego seguro. La retirada del juego incrementaría en el menor la sensación de culpabilidad: “he sido castigado sin juego porque soy un inútil”, reforzando así sus pensamientos de vergüenza y victimizándole doblemente.

Si hay traslación del abuso a la vida real o procedencia de esta, analizar el entorno social y académico al objeto de adoptar las medidas que tutores y educadores consideren adecuadas.

“…en los casos más graves, va a ser recomendable apoyo y acompañamiento psicológico a la víctima…”

Finalmente, en los casos más graves, va a ser recomendable apoyo y acompañamiento psicológico a la víctima, dado que las consecuencias de la experiencia vivida, a ciertas edades, pueden ser desenlaces fatales e inclusive, perdurar hasta la edad adulta.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *